https://mobirise.com/

Características del adicto

Características del adicto
Un elemento que impresiona considerablemente a los expertos que han trabajado con personas adictas de diferentes nacionalidades y clases sociales es la consistencia de algunas "características" o "formas de ser" de los adictos en general. Investigadores como Yablonsky2, quien por más de 35 años ha trabajado en esta área, así lo confirman. Veamos algunas:

1. Negación
El adicto niega que esté en dificultades con la droga o el alcohol. Algunas frases típicas son: "Yo solo puedo salir de esto, yo no soy como fulano, el hijo de doña..., ese sí es un drogadicto, pero yo no, yo sé controlarme"; "mija, pero dese cuenta, ya llevo quince días sin tomarme una cerveza, ¿se fija que no soy un alcohólico?", "yo sólo lo hago los fines de semana o cuando voy a un paseo o fiesta".
Esta primera fase normalmente la vive también la familia, que trata de esconder la problemática, de negarla, de hacerse ilusiones de que su familiar no es adicto.

2. Autoengaño
La persona se dice mentiras a sí misma. Se promete una y mil veces que será la última vez que se droga o se emborracha; que tiene fuerza de voluntad para dejar el trago o la droga. Un autor dice al respecto: "El drogadicto se droga para prometerse que no se va a volver a drogar". Puede parecer paradójico pero hay mucho de verdad en este mecanismo de autoengaño del adicto.

3. Victimismo
Es una fase posterior a la negación. Acepta en algo sus dificultades frente a la droga, pero comienza a responsabilizar a los demás de ser los culpables de su problema: "Vea, es por esa cantaleta suya que yo me emborracho"; "es que no encuentro trabajo"; "es que no tuve un hogar, me pegaban cuando niño". Hechos todos que pueden ser verdaderos pero que el drogadicto los utiliza para no enfrentar su problema, para manipular a los demás, haciéndose pasar por una "víctima" de ellos.

4. Manipulación
El adicto sabe muy bien cuáles son los puntos débiles y fuertes de cada uno de sus familiares: papá, mamá, hermanos, esposa, etc. Al conocer estos puntos los manipula o "chantajea" para conseguir lo que quiere: con¬sumir droga. El familiar del adicto siempre debe estar atento y preguntarse: ¿Qué está buscando con la pro-puesta o acción que plantea en este momento?
El sabe que si le "ayuda" a su hermana con el novio, logrará conmoverla; si a su padre le habla de su equipo de fútbol favorito, conseguirá algo.

5. Deseo irresistible por la droga
El adicto sólo tiene una idea en la cabeza y es: ¿Cómo y cuándo consumiré de nuevo? Varios autores llaman "compulsión" a este deseo irresistible.
Cuántas mujeres se hicieron novias o se casaron con una persona adicta, creyendo sinceramente que su "amor" lo alejaría de la sustancia (alcohol, cocaína, basuco, etc.). El adicto está en "unión simbiótica" con la sustancia, es una unión total. Entre el adicto y la sustancia es difícil que alguien pueda penetrar solamente con la buena voluntad . Es necesario sabérsele "acercar" para que asuma el tratamiento.

6. Mitomanía
Mentir es algo completamente normal para el adicto. Hace parte de su mundo; tiene relación con lo que de¬cíamos anteriormente sobre el "autoengaño": llega al punto de decirse mentiras a sí mismo.

SÍGUENOS