Web Page Maker

Indicios en el Comportamiento del Joven Consumidor de Drogas

Indicios en el comportamiento del joven consumidor de sustancias
Los padres frecuentemente preguntan cómo saber si un hijo consume sustancias psicoactivas. La respuesta no es fácil. El ser humano es dinámico, cambiante, adaptable a diferentes ambientes. Los adolescentes tienen muchos cambios de temperamento debidos a fluctuaciones hormonales y psíquicas, propias del desarrollo. Al dar pautas de comportamiento como indicios de que el hijo está consumiendo drogas, hay que ser prudentes. No olvidemos que aquí también nos referimos a probabilidades, como en el tema de las causas.
La regla fundamental es que si usted como padre de familia tiene un buen "contacto", una buena comunicación diaria con su hijo, tendrá ganada la partida. Pero si, en cambio, es de aquellos padres que solamente dan obsequios, dinero y alimentos, pero carecen del tiempo indispensable para hablar y mirar a los ojos al hijo, en una comunicación cálida, va por mal camino. Su hijo puede entonces encontrar una sustancia que se encargará de "comunicarse con él".
Algunas pautas a tener en cuenta son:

1. Ambiente en el cual se mueve su hijo
Conozca los sitios que frecuenta: colegio, gimnasio, amigos más asiduos, pero no se quede simplemente juzgando el efecto exterior (vestidos, cabello) o la simpalia que le puedan causar. Trate de conocer sus activi¬dades. Facilite que los amigos vengan a su casa a jugar, estudiar, en momentos en que alguno de los padres esté presente.
Es necesario recordar que el hijo también quiere y debe tener sus momentos de autonomía y privacidad. El acercamiento tiene que ser discreto.
Si su hijo frecuenta amigos que consumen psicoactivos o ambientes poco recomendables, ponga mucha atención y pregúntese usted mismo qué le hace falta a su hijo, qué le pasa, para que busque algo más gratificante; después de que usted se ha preguntado a sí mismo, hable con su cónyuge y seguidamente pregúntele qué le está ocurriendo.
Si no logran comunicación, busquen ayuda en un centro especializado en problemas de adicciones. Lo peor que usted como padre puede hacer en estos momentos es quedarse en silencio por orgullo o miedo a saber secretos.
2. Bajo rendimiento escolar
 ¿Por qué su hijo, con capacidades intelectuales promedias y rendimiento escolar normal en el pasado, ahora, de repente, sufre un "bajón"? ¿Sabe usted qué le está sucediendo? ¿Habló con los profesores?
3. Manejo de dinero
Conviene tener idea de la manera como el joven gasta la plata. Si usted se da cuenta que ha hecho préstamos y lo llaman a la casa para cobrarle, ponga mucha atención, su hijo puede estar en problemas.
4. Pérdida de objetos
Cuando un joven está consumiendo psicoactivos, busca dinero de cualquier forma para comprarlos. Si usted nota que desaparecen objetos, joyas, dinero de su casa, esté atento con sus hijos.
5. Cambios en hábitos de comer y dormir
¿Comienza a notar que su hijo resulta durmiendo en horas de la tarde cuando nunca antes lo hacía? ¿Por la mañana le cuesta mucho ir al trabajo o estudio y de pronto se queda durmiendo en casa? ¿Nota que a veces come en exceso y en otros momentos de horario de comidas no tiene apetito?
6. Mentiras frecuentes
Habiendo afirmado su hijo que iría a determinado lugar, usted se entera que no ha sido así. ¿Esto ocurre con mucha frecuencia? Aquí usted debe preguntarse por qué su hijo tiene miedo.

7. Actividades de fin de semana
Comienza a ver que su hijo hace "viernes culturales", cada semana y amanece con vómito, dolor de cabeza, nerviosismo?

8. Aparición de algunos objetos particulares
¿Descubre pedazos de limón y cucharas pequeñas en el baño o en la habitación de su hijo con mucha frecuencia? (En el caso de la heroína, se utiliza la cuchara para calentar la droga y el limón para mezclar o "desinfectar"). ¿Encuentra balanzas pequeñas, encendedores, cauchos (ligas), cuchillas de afeitar, jeringas, olor a quemado en el baño o habitación? (Estos son signos que pueden indicar el uso de heroína o cocaína). ¿Papeles para hacer cigarrillos, gotas para los ojos, pipas?

9. Uso de vestidos particulares
En los climas cálidos o en el verano donde normalmente se utilizan camisas de manga corta, es común ver al joven que se inyecta psicoactivos, vestido con camisas de manga larga para ocultar sus brazos. ¿Descubre manchas pequeñas de sangre en los pañuelos o mangas de la camisa?

Recuerde que la mejor forma para darse cuenta de los cambios de comportamiento de su hijo es la comuni¬cación, el contacto diario. En la medida en que haya un buen diálogo los problemas se pueden solucionar.

SÍGUENOS